Connect with us

Médicos y cirujanos

Abdominoplastia: un nuevo cuerpo

Published

on

Hay una serie de instrumentos que se utilizan en el postoperatorio y que ayudan a reducir las complicaciones de la abdominoplastia.

El Dr. Francesco Russo, especialista en cirugía plástica, reconstructiva y estética de Milán, explica cómo la abdominoplastia puede ser una operación que produce resultados en tiempos breves y ayuda a remodelar las líneas del cuerpo.

Dr. Francesco Russo, especialista en cirugía plástica, reconstructiva y estética de Milán

Mediante la cirugía de abdominoplastia, se elimina el exceso de piel de la región abdominal. Esta operación está destinada a pacientes anteriormente obesos que han bajado de peso rápidamente y presentan un exceso de piel en la región abdominal. También está indicada para las mujeres que, tras el embarazo, presentan diástasis de los músculos rectos del abdomen. 

El resultado de la operación es inmediato, ya que al día siguiente de la intervención el paciente puede apreciar una considerable diferencia respecto a la situación preoperatoria. El resultado definitivo se produce con el tiempo. Después de la operación, puede presentarse un edema o hinchazón, efectos que seguramente se resolverán en el plazo de unas semanas.

Las complicaciones que pueden aparecer, después o durante la operación, son de dos tipos: inmediatas o tardías. Las primeras son raras y se deben a una hemorragia postoperatoria que puede resolverse con una hemostasia oportuna realizada en el quirófano. Las posibles complicaciones tardías, en cambio, se producen unas semanas después de la operación y pueden ser: seroma, dehiscencia o secreciones. Si el paciente cumple estrictamente las recomendaciones dadas por el médico, se reducen en términos porcentuales. 

La abdominoplastia tiene un largo historial en la cirugía estética y la remodelación del cuerpo; es una de las primeras operaciones que se realizaron. Los colegas brasileños fueron pioneros. Posteriormente, hubo una evolución en lo que respecta a la incisión. Inicialmente se realizaba a lo largo de las líneas de la parte inferior del bikini. Ahora el procedimiento ha cambiado considerablemente y se prefieren incisiones más bajas, para poder remodelar también la región del pubis.

Hoy en día, las técnicas relativas a la abdominoplastia (por ejemplo, la liposucción) son cada vez más seguras. Permiten minimizar las complicaciones y garantizan al paciente una recuperación más rápida y una movilización más temprana. El alta tras la cirugía se produce en uno o dos días, y se recomienda llevar una faja de compresión durante al menos un mes o mes y medio.

Al cabo de tres semanas se pueden retomar las actividades cotidianas, a los dos meses la actividad física suave y a los seis meses la actividad deportiva intensa.

Continue Reading
Advertisement
Click to comment

Raccontaci la tua esperienza

Este sitio usa Akismet para reducir el spam. Aprende cómo se procesan los datos de tus comentarios.

Copyright © 2022 Revée News.